Escrito por Verónica Mildred

Esa mañana parecía ser igual a todas las demás, el reloj marcaba las 06:00am, los primero rayos de sol apenas se asomaban y disipaban la neblina del amanecer. Sin embargo, esa mañana ella despertó con unas ganas enormes de mover su mundo, estaba decida a construir día tras día una vida que la emocionara e ilusionara.

Salió de la cama de un brinco, fue a la cocina a buscar café mientras seguía pensando qué necesitaba hacer para construir una mejor vida.

Descubrió que la falta de responsabilidad, compromiso, enfoque y autogestión era lo que la había llevado a su estado actual, con el cual no estaba satisfecha. Tomando pequeños sorbos de café entendió que para caminar y obtener los resultados que deseaba debía empezar por una cosa. “Liderazgo”.

Tenía claro en dónde estaba hoy y también a dónde quería ir, y sabía que hasta el mejor plan y herramientas resultarían en vano, si no empezaba a ser la líder de su propia vida.

Todo gran líder sabe autoliderarse, es más, el verdadero liderazgo inicia cuando aprendemos a liderar nuestra propia vida.

Es un gran error pensar que para ser líderes debemos ser Jefes, CEO, Gerentes o tener personas a cargo. El líder no necesita cargo para ser líder. El líder ya tiene una vida a cargo y es su propia vida. Por lo tanto, todos los seres humanos “deberíamos” ser grandes líderes.

Cuando veo a las personas que tienen grandes resultados VS aquellas que no, observo un gran factor que los diferencia, y este es que aquellos que obtienen grandes resultados son personas que decidieron tomar las riendas de su vida y liderarse efectivamente.

Si quieres llegar a ser un gran líder, empieza liderando sabiamente tu propia vida.

  • Decide cumplirte las promesas que te haces.
  • Decide dejar de posponer tu alarma.
  • Decide dejar de quejarte y criticar a todos y todo con lo que no estás de acuerdo.
  • Decide sacar un espacio para pasar tiempo de calidad contigo mismo.
  • Decide proponerte metas y diseñar un plan para cumplirlas.
  • Decide empezar a medir tus resultados.
  • Decide organizar de una vez por toda tu casa.
  • Decide poner en orden tus finanzas.
  • Decide pasar tiempo de calidad con tu familia.
  • Decide empezar a llegar temprano a tus compromisos.
  • Decide empezar a aceptar con humildad cuando cometes un error.
  • Decide empezar a formarte constantemente.
  • Decide invertir en tu arreglo personal.

Todas estas acciones aunque no lo creas, son liderazgo.

Un líder guía y hace, y eso debemos lograr con nuestra propia vida, para luego trasladarlo con acciones y ejemplo a otros planos más grandes como trabajo, negocios, emprendimientos.

Me gustaría conocer tu opinión de liderazgo y qué acciones podemos implementar hoy mismo para mejorarlo.

Te veo en los comentarios.

Un fuerte abrazo,

Vero.

También podrían gustarte los siguientes artículos

Story Time «Me quedé dormida»

Story Time «Me quedé dormida»

Story Time “Me quedé dormida” El reloj de mi computador marcaba las 4:58pm, era el primer sábado de febrero del 2021, y allí, sentada en mi cómoda cama, con el computador en mis piernas, decidí seguir con mi planificación del día, la cuál era escribir este artículo...

¿Son tus metas SMART?

¿Son tus metas SMART?

Era uno de esos días pesados de trabajo, en dónde mi mente estaba a punto de colapsar de tantas tareas; sin embargo, como toda multitasking (Que te soy muy honesta, no es nada productivo ni rentable darse golpe de pechos al decir que somos multitasking, somos más...

Herramientas para planificarte y no morir en el intento

Herramientas para planificarte y no morir en el intento

Herramientas para planificarte y no morir en el intento   ¿Problemas con las herramientas que utilizas para planificarte? Aquí te ayudamos. La habitación convencional de una persona, se puede ver así: una cama; y al lado de la cama, una mesita de noche con su...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *