Escrito por Verónica Mildred

Experiencia de marca

Era un viernes por la noche y había quedado en salir con unas amigas, el plan era ir a un restaurante-discoteca y despedir a una amiga que iría a estudiar a España. El hambre me atacó como siempre y decidí detenerme en el restaurante para cenar y luego subir a donde estaba el resto de mis amigas.

Desde que llegué al lugar quedé hipnotizada, la decoración era muy viva, original y diferente, tenía un estilo moderno y energizante. Las luces eran perfectas para la decoración del lugar y la música era el complemento que hacían del restaurante un ambiente muy agradable, en el que daba gusto estar.

Al llegar el chico que tomaría mi pedido, le adornaba una sonrisa muy cálida, tenía un estilo muy de él que lo hacía mucho más visible, era su forma de hablar, su imagen y sobre todo su amable y desprendida actitud. Llegó a mi mesa y preguntó si era la primera vez que visitaba el lugar, al  responderle que sí, se tomó el tiempo de explicarme todo el menú (Pues le pregunté por algunos platos) y me sugirió el mejor plato del restaurante y por cierto no era el más caro.

Durante todo el tiempo que estuve en el restaurante estuvo muy atento, y no solo con migo, fue igual de amable, atento y magnifico con todas las mesas que estaba atendiendo.

Al terminar de comer, se apresuró a retirar la mesa, preguntó si quería más agua, se puso a disposición y se retiró, atento todo el tiempo a mi señal por si necesitaba algo más.

Solicité la cuenta, y al preguntarle por la entrada para subir a la discoteca, muy cordialmente me llevó hasta el elevador y me dijo, no tiene que pagar nada en la entrada, al ser cliente del restaurante, la casa invita.

Y así fue, realmente ese chico me hizo la noche, su servicio fue tan, pero tan bueno que me sentía como la persona más importante de la noche. Eso es lo que ese chico en particular le hace sentir a todos sus clientes, a todos aquellos que tienen la dicha de ser atendidos por tan grande ser humano, una persona que entiende la importancia de la experiencia de marca.

Aquellas marcas que entienden que los momentos que experimenta el consumidor ¡LO ES TODO!, tienen garantizado gran parte de su éxito y este chico lo tenía muy claro, y también el restaurante, que se esmera por que el cliente viva una experiencia grandiosa, haciéndolo sentir en todo momento que le importas, que eres valioso y que eres la estrella de la noche.

La experiencia de marca no es más que aquellas emociones que sentimos al interactuar con una marca, la experiencia de marca no depende de un momento puntual, más bien depende de todo el proceso, desde que el cliente llega al lugar, ambiente, clima, estructura, información, venta, postventa. Todo el proceso recreará esa experiencia que el cliente viva con tu marca personal o comercial.

Las marcas que logren transformarse conscientemente en experiencias maravillosas y conseguir integrarse en la vida de las personas tienen asegurado la fidelidad de sus cliente y por lo tanto, el éxito.

¿Cuál es la fórmula secreta de tu marca personal?

Hoy por hoy  hace falta definir qué experiencia queremos que nuestros clientes experimenten con nuestra marca., Adrenalina? Inmediatez? Seguridad? Confiabilidad? Prestigio? Felicidad? Empoderamiento? Energía?

Para conquistar a tus clientes, debes conectar con ellos, y la única forma de conectar es moviendo sus emociones y eso lo logras con la experiencia que le hagas vivir.

Algunos tips prácticos para fortalecer la experiencia de marca.

  1. Define y anota qué quieres que tus clientes experimenten, cómo los quieres hacer sentir, cuál será el diferenciador de tu marca.
  2. Define qué necesitas para lograr recrear la experiencia de tú marca. (Ambiente, clima, imagen, olores, proceso, tiempo de respuesta, formatos, metodología de trabajo, formalismo, define todo…) Detalla todo lo que necesitarás para recrear ese momento mágico que enganchará y conectará con tus clientes.
  3. Practica y practica mucho hasta que estés seguro que están recreando la experiencia de marca deseada.
  4. No tomes días libres, uno de los errores más frecuentes es tomar días de descanso en la imagen y experiencia que está en construcción. Bajar la guardia puede hacer derrumbar todo lo que se ha venido trabajando. La constancia y la congruencia son claves en el proceso.
  5. Inspira y aprende de los que ya son unos expertos, pero nunca, nunca, pero nunca, empeñes tu esencia. El diferenciador más grande que tenemos y solemos olvidar por MIEDO al rechazo es ser nosotros mismo. Siempre sé tú.

Y para cerrar te dejo con esta frase que leí en algún lugar de internet y me bolo la cabeza: La vida está hecha de experiencias y las marcas también.

¿Qué experiencia deja tu marca?

Te mando toda la buena vibra y un fuerte abrazo

También podrían gustarte los siguientes artículos

Lo que una CRISIS le puede hacer a tu MARCA.

Lo que una CRISIS le puede hacer a tu MARCA.

Aquel miércoles de marzo, recibí una llamada telefónica a las 8:00am, y esa mujer que estaba al otro lado del teléfono, con una carga enorme de ansiedad, estrés y con la voz quebrada me dijo ¡ESTAMOS EN CRISIS! Jamás pensé que esa palabra, la cual había escuchado por...

YO, S.A. La empresa más importante

YO, S.A. La empresa más importante

YO, S.A. la empresa más importante Tu éxito profesional y económico siempre dependerá de las respuestas a estas tres preguntas ¿Cómo te ves? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo te gestionas? Recuerdo con mucha ilusión mi primer empleo formal a los 18 años, no sabía ni hacer un...

¿Son tus metas SMART?

¿Son tus metas SMART?

Era uno de esos días pesados de trabajo, en dónde mi mente estaba a punto de colapsar de tantas tareas; sin embargo, como toda multitasking (Que te soy muy honesta, no es nada productivo ni rentable darse golpe de pechos al decir que somos multitasking, somos más...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *