Escrito por Verónica Mildred

Inspira con tu trabajo

Cuando terminé el bachiller, me mandaron a practicar en una empresa llamada MOTTA Internacional, recuerdo que la Gerente de Recursos Humanos me recibió y me hizo pasar una sala de reunión muy elegante. Ese día mis emociones estaban como macarrón enredado en su albóndiga, pues me sentía emocionada, ilusionada, muy asustada y nerviosa al mismo tiempo, y era lógico, pues todo ese mundo corporativo era nuevo para mí.

Y allí estaba yo, sentada en esa elegante silla con mi uniforme de practicante color verde oliva, tratando de ocultar ese enredo emocional que me acompañaba. Luego de unos minutos entró nuevamente la Gerente de Recursos Humanos con su gran sonrisa, me dijo que estaba muy feliz de tenerme como practicante en la empresa y seguido me explico todo el proceso de inducción, en qué departamento estaría, mis horarios de trabajo, quien estaría encargada de mí, en dónde podía almorzar y prosiguió contándome la historia de la empresa, quienes eran sus dueños, la visión, misión, valores, y luego me hizo un recorrido por todas las instalaciones y me presentó a todo el equipo de trabajo.

Al terminar el recorrido me sentía mucho más familiarizada, los nervios y sustos se aplacaron un montón, mi ilusión se triplicó, pues me hizo sentir que era parte de algo importante y esa simple pero poderosa acción aumentó mi compromiso con la labor de practicante que fui a ejercer.

Esa Gerente de Recursos Humanos me impacto tanto positivamente que cuando me tocó decidir qué estudiar en la universidad me incliné por Recursos Humanos, pues quería ayudar y guiar a otros, de la forma en que ella lo hizo conmigo.

Nunca sabemos a quienes le estamos dando alas o ayudando a que esas alas sanen, si son de alguien que las tiene rotas. También existe el lado opuesto, que es cuando cortamos las alas de aquellos que están a nuestro alrededor.

Nuestras acciones suman o restan, edifican o destruyen. Es así.

Recuerdo que alguna vez alguien dijo, nunca dejes de hacer bien tu trabajo, pues nunca sabes a quién estás inspirando.

Este artículo es una invitación a ser mejores profesionales, mejores compañeros y mejores personas. Invierte cada día en hacer tu Marca Personal memorable y que invite a sacar lo mejor de los demás.

¿Qué huella decides dejar hoy?

Me encantaría leerte en los comentarios.

 Vero

También podrían gustarte los siguientes artículos

El ADN del Servicio al Cliente Excepcional.

El ADN del Servicio al Cliente Excepcional.

Piensa y medita un momento en esta pregunta: ¿Desde cuándo inicia el Servicio al Cliente? ¡Vamos! no hagas trampa en leer el artículo antes de responder. A ver, ¿Cuál fue tu respuesta? déjamela en los comentarios al finalizar este artículo. En el próximo párrafo te...

Bases de la Marca Personal

Bases de la Marca Personal

Cada vez que hablo de la construcción de la Marca Personal me gusta compararla con la construcción de un edificio. Antes de iniciar la construcción de cualquier infraestructura se tuvo que haber visualizado qué se quería construir, luego se diseñaron los planos en...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *