En una de esas conversaciones que tengo diariamente con gente brillante que se encuentran en búsqueda de mejores oportunidades, tuve la suerte de conocer a un caballero con un espíritu soñador e imparable.
Era un caballero de edad adulta, a un pasito de los 60 años, padre de familia, con responsabilidades y obligaciones igual que cualquier mortal.
Mientras conversábamos este imparable caballero me cuenta muy entusiasmado toda su trayectoria laboral, logros, aprendizaje, experiencias y la marca que cada una de estas vivencias había dejado en su vida.
El entusiasmo con que me contaba sus experiencias era esperanzador, pero eso no fue todo… La mejor parte de la conversación fue cuando me dijo: Dentro de 2 meses empiezo una licenciatura y también estoy aprendiendo inglés, además, en mí tiempo libre me actualizo en internet sobre los nuevos programas, métodos y sistemas que pueden ser útiles en el desarrollo de mi carrera.
De esta conversación pude sacar las siguientes enseñanzas:
1. Acción continua: moverte es el único factor que te lleva de un nivel a otro, la evolución no la determina tu edad, sexo o religión, sino el combustible con que frecuentemente recargas tu mente. Estar en constante movimiento te mantiene competitivo, activo y preparado para las oportunidades.
2. No puedes jubilarte de lo que amas: La jubilación es un programa creado por el sistema de la sociedad, que te condiciona a conformarte con un trabajo que no te gusta por aproximadamente 50 años y luego que has desperdiciado tu vida trabajando en los sueños de otros, el estado te recompensa con la jubilación, que no es más que dejar de trabajar y recibir una suma mensual de dinero según tus últimos salarios como trabajador.
Cuando logras ejecutar lo que amas no existe jubilación ni recompensa que te pueda hacer parar.
3. El límite lo estableces tú: decir “soy muy viejo” “ya no estoy para eso ” “a esta edad para qué” Todas estas frases trilladas son una total mentira que tu subconsciente te hace creer. La vida no tiene por qué acabarse después de los 35 años, la adultez no es sinónimo de lamento ni de Stop!!

“Dejas de vivir el día que decides dejar de evolucionar”

Sabes a que edad el Coronel Sanders inicio su imperio… a los 60 años.

“el éxito no tiene edad”

Necesitamos más conversaciones como estas, de gente que decide hacer de su vida una historia grandiosa que vivir y contar.
¿En qué estatus está tu vida hoy?
1. Pausa
2. Pausa y volvemos algún día
3. Sin pausa y seguimos.

Descargar la GUÍA Proyecta tu Marca Personal en tu hoja de vida

¡Enhorabuena! La Guía Proyecta tu Marca Personal en tu hoja de vida ha sido enviada con éxito.

Pin It on Pinterest