Escrito por Verónica Mildred

Era uno de esos días pesados de trabajo, en dónde mi mente estaba a punto de colapsar de tantas tareas; sin embargo, como toda multitasking (Que te soy muy honesta, no es nada productivo ni rentable darse golpe de pechos al decir que somos multitasking, somos más productivos cuando nos concentramos por bloques de tiempo en una sola tarea, eso lo sé ahora en el 2020)… sigamos el cuento, en ese entonces, orgullosa de ser multitasking  y mientras estaba en plena faena laboral recibo un mail a mi correo personal. Decidí no abrirlo pues estaba muy ocupada en el momento.

Al caer la noche y llegar a casa, me acordé del correo que me había llegado y decidí leerlo, era un correo de la International Coaching Institute, en donde anunciaban que la próxima certificación de Coaching iba a iniciar en unos meses, eso fue en el 2017 y no sé si te he contado que me costaba y me costó mucho enfocarme (soy de mente muy inquieta), siempre he sabido lo que quiero, sin embargo, hace unos años atrás no conseguía enfocarme, por lo tanto, no conseguía los resultados deseados.

En el 2017, estaba en pleno ¡Boom! el tema de los coaches, realmente no estaba interesada en certificarme como coach para ser coach, realmente me interesó tomar la certificación por lo que podía aprender y en ese momento de mi vida, sentía que necesitaba algo que me ayudará a enfocar con urgencia.

Fue así como con mucha ilusión tomé el programa para certificarme como coach, fueron 6 meses intensos de formación, los cuales valieron totalmente la pena, mi vida tomó otro rumbo, después de esa certificación fue un antes y un después.

Fue en esa formación que conocí el método SMART,  y hoy te lo voy a compartir en este artículo, es más, este año te voy a compartir mucha información, útil y práctica para potenciar tu vida profesional:

SMART, es una palabra en ingles que significa inteligente, sin embargo, el método SMART nos enseña que para garantizar la realización de nuestras metas, estas deben ser SMART.

S, de specific, que en español es específico.

M, de measurable, que en español de medible

A, de attainable, que en español es alcanzable

R, de relevant, que en español es relevante o importante

T, de time, que en español es tiempo.

En otras palabras, tus metas tienen más probabilidades de hacerse realidad cuando cumplen con el método SMART y son específicas, medibles, alcanzables, relevantes y tienen un tiempo de realización.

Hablemos más del método SMART, a continuación te voy a poner varios ejemplos para que te puedas guiar con mayor facilidad.

Específico:

No es lo mismo decir, mi meta es ganar más dinero este año; qué decir, mi meta es doblar mis ingresos este año (Eso quiere decir que si el año pasado generaste $100,000.00, dólares anules, este año quieres ganar $200,000.00 dólares anuales)

Otro ejemplo, no es lo mismo decir, mi meta este año es bajar de peso, que decir, mi meta este año es bajar 20 libras, o ser tallas 10.

Nuestra meta, debe ser lo más específica posible, ganar más dinero puede ser ganar 1.00 dólar más que el año pasado ¿qué es para ti ganar más dinero? Dejarlo solo en; mi meta es ganar más dinero, despegar mi negocio, bajar de peso, ¿eso qué significa?, son metas muy generales, metas que suelen perderse en el camino, metas que no requieren un mayor esfuerzo, ni te permite crear una estrategia inteligente, pues no sabes exactamente qué es lo que quieres, no lo has aterrizado.

Una vez definas tu meta lo más específico posible: Mi meta es doblar mis ingresos anuales, por lo tanto para este año mi meta es alcanzar los 200,000.00 dólares anuales.

Meta especifica: Doblar los ingresos, ganar (B/.200,000.00) al 30/12/2020.

Tener tu meta anual, te permitirá dividir esa gran meta en pequeñas metas mensuales, semanales y diarias.

Medible:

Una de las enseñanzas adquiridas y de la que estoy totalmente agradecida con mi antigua Jefe, es que era muy fanática de las mediciones, todo lo mediamos y me solía decir: Medir es la única forma de conocer nuestra productividad, nuestros resultados y la única forma de observar qué debemos mejorar en el camino.

Desde ese entonces abracé y me volví fanática de medir.

Medir nos permite conocer el progreso, nos permite observar en qué meses somos más productivos y en cuales no, y no solo eso, también nos permite observar la causa de nuestra improductividad o productividad, claro, eso dependerá de las métricas que utilices.

¿Cómo mides tu proceso? Eso dependerá de tu meta, los tiempos asignados para cumplir tu meta y la forma en la que la hayas dividido.

Ejemplo:

Si tu meta es: Ganar $200,000.00 anualmente, eso quiere decir que mensualmente debes facturar, $16, 666.66, semanalmente debes facturar $3,846.44 y diariamente un aproximado de $555.55

Para lograr esas cifras diarias o semanales, debes realizar una serie de tareas y actividades diarias, en base a tu estrategia.

Ejemplo: Lanzar una campaña, realizar un promo de los productos que ya pasaron de temporada, lanzar un producto nuevo al mercado, hacer alianzas con otras marcas, etc.

Al resumir tus metas diarias, semanales y mensuales y en base a las métricas que te hayas establecido para medir, al finalizar el mes podrás identificar que tanto has avanzado o no.

Ejemplo:

Meta mensual: Facturar $16,666.66 y Captar 10 clientes nuevos

Sin embargo, solo facturaste al finalizar el mes de enero $8,739.44 y captaste 7 clientes nuevos.

 Tu métrica para el mes de enero es:

Facturación, lograste un: 52.43% y Captar clientes nuevos, lograste un: 70%

Al medir tus resultados puedes observar que en febrero debes apretar un poquito más, para cumplir la meta de febrero y recuperar lo que no lograste en enero.

Alcanzable:

Alcanzable no quiere decir que tienes que ser conformista, mi consejo es que te pongas la soga alta, ponte una meta que te rete y que cuando la veas digas ¡wow! Tengo mucho trabajo por delante y sé que la voy a llegar.

Solo tú sabes cuál es ese alcance que tienes, una meta que te rete pero que sepas que dentro de tus capacidades, recursos y estrategia puedes llegar a ella.

Relevante/Importante:

La meta que hayas establecido debe ser importante para ti, pues para alcanzarla debes invertir tiempo, energía y recursos, y si te pones una meta que carece de importancia para tu vida, lo más seguro es que a mitad del camino la abandones.

No te pongas metas solo para agradar a lo demás o para tomarte una linda foto y publicarla en las redes y alardear ante las personas que lo hiciste, no estoy diciendo que sea malo, sin embargo, la meta que te pongas debe ser tan, pero tan importante para ti, que cuando imagines que ya lo lograste te recargues de energía, que cuando te toque trasnocharte o levantarte muy temprano lo hagas con todo y flojera, pues hay algo más fuerte que te mueve a tomar acción, una meta que cuando lleguen los momentos de oscuridad esos que nos visitan ocasionalmente, tu meta alumbre tan fuerte que puedes seguir avanzando.

Tu meta debe ser importante, ¡entendido!

Tiempo/ Agendable:

Tu meta debe tener una fecha de cumpleaños, un tiempo específico en el que te gustaría cumplirlo.

En el primer ejemplo, dijimos que la meta sería doblar los ingresos en un año, eso quiere decir que a diciembre de 2020 el total de ingresos en el año debe ser $200,000.00

Ponerle fecha a tus metas es aquel factor que nos permite crear una estrategia, medir los resultados y tomar acción inteligente en el tiempo.

Es un método sencillo, garantizado e inteligente.

Si vas a soñar, hazlo con un método, con las herramientas adecuadas para llegar a esa vida que deseas.

Los sueños si son realizables, solo que a veces no nos apalancamos de aquellas herramientas y métodos que nos ayudan a lograrlo.

Comparte ésta información con aquellas personas que le podría ayudar.

Te deseo todo el éxito.

Un fuerte abrazo y toda la buena vibra.

 

También podrían gustarte los siguientes artículos

Divorcio Laboral

Divorcio Laboral

4:45pm, suena la línea telefónica de tu oficina, es Recursos Humanos pidiéndote que pases por su oficina. Al llegar observas que hay una carpeta en su escritorio y te pide que por favor cierres la puerta para conversar en privado. También existe el otro escenario....

Lo que una CRISIS le puede hacer a tu MARCA.

Lo que una CRISIS le puede hacer a tu MARCA.

Aquel miércoles de marzo, recibí una llamada telefónica a las 8:00am, y esa mujer que estaba al otro lado del teléfono, con una carga enorme de ansiedad, estrés y con la voz quebrada me dijo ¡ESTAMOS EN CRISIS! Jamás pensé que esa palabra, la cual había escuchado por...

YO, S.A. La empresa más importante

YO, S.A. La empresa más importante

YO, S.A. la empresa más importante Tu éxito profesional y económico siempre dependerá de las respuestas a estas tres preguntas ¿Cómo te ves? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo te gestionas? Recuerdo con mucha ilusión mi primer empleo formal a los 18 años, no sabía ni hacer un...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *